Cuándo el amanecer se hace muy largo…

Recuerdo como si fuera hoy hace dos años cuando recogía a mi pequeña de su escuela,en el camino no podía contener las lágrimas porque se le había quedado el moño,lazo o como usted le llame en su escritorio.Se lo quitó porque se le estaba cayéndo mientras hacía las rutinas en su clase. Le expliqué que estaba seguro en el lugar dónde lo había dejado,que nadie lo iba a agarrar y que no se preocupara más por ello. Entonces me contestó;”Pero mami esperar el amanecer se hace muy largo,yo lo quiero ahora,es muy díficil esperar. “Seguí con mi argumento hasta que se calmó y decidió esperar aunque fuera díficil,pero con la convicción que lo que anhela está seguro y pronto lo tendrá en sus manos.

En 1 Corintios 10:13 dice que ninguna tentación o prueba que nos sobrevenga será más fuerte de lo que podamos soportar,Dios no nos dejará ser probados más allá de nuestras capacidades para soportarlas y que juntamente con la prueba viene la salida. A veces lloramos como mi niña lo hizo aún sabiéndo que lo que anhelamos tanto está en un lugar seguro,su llanto era de frustación,de impaciencia, por no tener lo que ella quería. En nuestro caminar nos suele suceder lo mismo,sabemos las promesas de Dios para nuestra vida y que en algún momento las veremos cumplidas en nosotros. Sabemos que nuestra confianza está puesta en un lugar seguro,que lo que tanto anhelamos llegará a su tiempo. La paciencia es probada en nosotros por que al igual que ella el amanecer se nos hace eterno. Nos ayude a Dios a esperar en El, en medio de nuestras circunstancias,que aunque ahora no lo veamos podamos tener la certeza que lo que prometió lo cumplirá. Que por más recia que sea la tormenta al final llegará la calma,que mientras más obscura la noche,el amanecer hará aparición y que por más dura que sea la prueba o tentación siempre hallaremos la salida.

2 Corintios 1:20 dice”Porque todas las promesas de Dios son en él Sí,y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.” Mi hermosa niña encontró su lazo donde lo había dejado. Está demás decir la alegría que irradiaba su rostro.

Vamos alguien tiene que sacudirse con esta palabra,gózate en tu proceso por que las lágrimas que ahora derramas se convertirán en sonrisas!!

Escrito por: Tamar Báez

En todo somos probados…

Estos dias han sido difíciles. Y me han puesto incluso ha dudar las bendiciones que he recibido en estos últimos años y la verdad tengo mucho que agradecer, pues en todo he visto su mano obrar. Incluso sin merecerlo,  Dios ha tenido mucha misericordia. Me ha librado de mucho sufrimiento de mucha opresión y me ha dado muchas bendiciones, un lugar donde puedo laborar con mas libertad, y puedo pasar mas tiempo con mi familia. Antes era imposible.  Me recuerda a diario su misericordia, que el es un buen pastor que cuida sus ovejas y poco a poco sigue mostrando mas bendicion. Si en ocasiones hay situaciones de mucho estres pero en todo somos probados, estoy segura que algo ocurrira en medio de las pruebas. 

El sol, la luna nos recuerda que es tiempo de trabajar pero también hay tiempo para descansar.  Asi que aunque suene dificil en medio de las pruebas y hay descansar en el señor. Nuestro socorro viene del cielo, viene del que hizo los cielos y la tierra. Toda esta vivencia hay que darla a conocer a los nuestros pues es in testimonio vivo para nuestros hijos y familiares. De que realmente Dios obra, que esta cerca de todo aquel que le reconoce y le busca. Al final de toda tempestad hay calma incluso aparecen arcoíris. Todas son señales de que nuestro Dios es real. Asi que mi exhortación es a creer y entender que todo ocurre porque el lo permite, hay que darle espacio para el obrar. Nuestra mente no puede entender muchas situaciones,  pero en cada una de ellas el nos guiara.

Es importante para todo ser humano mantenerse encaminado y en la busqueda de la presencia de Dios en nuestras vidas,  porque lejos de el nada podemos hacer. Gracias Dios por tu amor y por permitirme conocerte. Esto sin duda ha sido maravilloso y no podemos cansarnos de agradecer. 

Escrito por: Brenda Báez M. Ed. y Trabajadora Social

Tal vez cuando nos sentimos cansados de la batalla, solo tenemos que “quedarnos sentados”

“El Señor mismo peleará por ustedes. Sólo quédense tranquilos.”

Exódo 14:14 (NTV)

En ocasiones nos parece casi imposible hacer tal cosa. Estamos tan abrumados por lo que está pasándo a nuestro alrededor que nos olvidamos que no tenemos noción de quién está de nuestro lado.

Me acuerdo de un día de verano donde mi hija pequeña decidió tener una siesta, a ella no le gusta tomar nap time. Así que le dije que estaría arreglándo mi clóset y que su hermana mayor estaría en su cuarto (leyéndo,como siempre). Ella se despertó de repente mal humorada (pues no le gusta dormir en el día), además había tenido una pesadilla. Corrío a la sala y obviamente no me encontró,se desesperó y comenzó a llorar. Estaba realmente histérica,entonces cuándo llegué a la sala a velocidad luz, ella solo se sentó,me miró y antes de preguntarle cualquier cosa me dijo; “no debí ponerme así”. Le pregunté porque me decía eso, estás bien,que pasó (las mil y una preguntas de una madre),su respuesta todavía hoy me sacude el alma. Tuve una pesadilla y además no te encontré en la sala y me asusté,se me olvidó que tú me habías dicho dónde estabas, si te hubiera buscado dónde me dijiste,yo solo me hubiese sentado sin llorar,porque tú estabas ahí.

El solo hecho de acordarse donde estaba, donde podía buscarme, producía en mi hija la seguridad de sentarse y saber que todo iba a pasar,que todo estaba bien. Ojalá nosotros hicieramos lo mismo en medio de nuestras batallas.

No estamos solas/os, Dios nuestro Padre está listo para encargarse de nuestras dificultades. Sabemos dónde encontralo, que no se nos olvide.

Que hacer con nuestros pequeños en las vacaciones de Navidad

Esta es una pregunta que nos hacemos muy a menudo las madres. En mi experiencia ha sido un poco difícil, pues estoy lejos de mi país y familia. Siempre tratamos de preservar nuestras tradiciones familiares, pero con nuestro toque personal.  A continuación, te comparto algunas alternativas que he hecho con mis hijas para que no se la pasen como “couch potato”:

  • Lo primero que trato de evitar es ir de compras de regalos con ellas, sólo si son ellas las que quieren buscar algo que ellas quieren regalar. Esto lo hago para evitar “perder” tiempo de sus vacaciones, pues sólo tienen tres semanas, además de que no se pierda la “magia de la navidad” y los regalos sorpresas. Si no trabajas o tienes tiempo libre para ésto, es perfecto. Si trabajas te comparto la experiencia de una muy buena amiga, ella pide todos los años un viernes libre en su trabajo, en diciembre, antes de que sus hijos salgan de vacaciones. De esta manera puede hacer sus compras con mayor libertad y sorprenderlos el día de Navidad.
  • En casa tratamos de decorar todos los años antes de Acción de Gracias, pero si por alguna razón no podemos terminar, las vacaciones son excelentes para terminar las decoraciones con nuestros hijos. Les puedes asignar tareas según su edad. Además de hacer tus propias decoraciones, tiendas como Hobby Lobby, Michaels y Dollar Tree tienen una amplia variedad para hacer tus propias decoraciones. Todo dependerá de tu presupuesto y de las edades de tus hijos. Pero existen muchas opciones para todas las edades y gustos, yo tengo una adolescente y una pequeña de escuela elemental y siempre encuentro algo para cada una.
  • Las manualidades en general son una buena opción. Se divierten e invierten un tiempo alejados de las redes sociales, el televisor y los video juegos. Puedes encontrar buenas ideas en las tiendas que te menciono en el punto anterior, en Youtube, Pinterest o usar tu creatividad.
  • Otra actividad bonita es envolver regalos o llenar las tarjetas navideñas, pueden ser compradas, hechas a mano o en la computadora.
  • Durante todo el año los Museos tienen un día semanal de entrada gratis (siempre los aprovecho, en especial en verano), en época de fiestas siempre tienen actividades para que los chiquitines y la familia en general se diviertan. Esta es otra de las opciones que nos encanta hacer. Puedes investigar los horarios en las páginas de tu ciudad y/o condado.
  • También puedes ver las actividades que tu ciudad tiene programadas. Por ejemplo, los Encendidos Navideños, Paradas, Fotos con Santa, Movies bajo las estrellas (siempre y cuándo el clima te lo permita). Y muchas otras actividades que ofrece tanto la ciudad como los Centros Comerciales. Además de diferentes exhibiciones, para ahorrar en los boletos puedes comprarlos con anticipación o ver las ofertas familiares que ofrecen y los cupones disponibles.
  • Si definitivamente no puedes o quieres salir de casa, puedes tener noche de pijamas y cocoa caliente y ver películas de la época, existen muchas opciones como comprarlas, rentarlas o Netflix. No tiene que ser necesariamente en la noche, puede ser durante el día también. Una buena idea es leer un buen libro con ellos y compartir ideas y/o pensamientos.
  • Algo divertido que hacemos es hacer una lista de metas para el próximo año, te invito a hacerlo. Te aseguro te sorprenderá lo que tus hijos tendrán que decirte.
  • Como en la mayoría de las casas de los hispanos nos encanta la cocina, es una buena idea hacer postres, decorar galletas o algún otro platillo tradicional de la época.
  • Algo que hacemos cada año en casa es donar, en especial ropa, antes los dejábamos en las tiendas de segunda mano, pero ahora preferimos donárselo a alguna familia que conozcamos tenga necesidad o alguna iglesia que se dedique a donar. Otra vez no tiene que ser ropa nada más y no necesariamente solo la ropa usada, también si está en sus posibilidades puedes donar cosas nuevas.   Un año por iniciativa de mi hija mayor donamos una canasta con alimentos no perecederos a una familia. En otra ocasión le llevamos cena a dos familias.  Como les mencioné anteriormente todo depende de tu presupuesto.
  • Algo super importante que hacemos también es descansar, escuchar a mis hijas y saber lo que piensan. Reírme a carcajadas con sus locuras y ocurrencias.  Aprovechar cada momento para dejarles saber lo importantes, inteligentes, amadas y valiosas que son para nosotros. Tomamos ese tiempo para empoderarlas. Compartimos además lo que significa para nosotros la Navidad.

A lo mejor trabajas y tienes que dejarlos cuidando con alguien, si ese es el caso no te sientas mal o culpable. Puedes ajustar tu tiempo para buscar alguna actividad que puedas hacer con ellos. También es una buena idea de que si la persona que los cuida no es una guardería, puedes dejarles actividades o instrucciones de que pueden hacer ellos.

Como ves existen muchas opciones que hacer con tus pequeños en estas fechas. Por supuesto pueden existir muchas más, todo dependerá de los valores y tradiciones de cada familia. Lo importante es que puedas tener un tiempo de calidad con ellos. No importa lo mucho o poco que tengan para compartir. El mayor tesoro que le podemos regalar a nuestros hijos es el tiempo, el amor y la comprensión.

Nos ha tocado criar en un tiempo muy difícil, así que lo menos que podemos hacer es dejar memorias hermosas en sus corazones, para que ellos puedan transmitirlas con su toque especial a las futuras generaciones.

Me encantaría leer sus comentarios y/o sugerencias. Déjeme saber que haces en las vacaciones con tus pequeños o los no tan pequeños.

Te deseo una Feliz Navidad junto tus seres amados. Si no la celebras por alguna razón, seamos tolerantes con los que sí la celebran.

Escrito por: Tamar Báez