Mi nombre es Tamar. Esposa de José y mama de Nayeli y Ruth. Estudié Pscología y Artes Liberales. Soy apasionada de la lectura y el mar.

Bienvenido otoño!!

Esta época me encanta por muchas razones!! Primero porque sé que dentro de pocos días pondré mis decoraciones navideñas que tanto me fascinan,segundo porque dos de mis amores nacieron en otoño y tercero porque esta época significa mucho para mí. Hace 16 años en un otoño me mudé para Houston,no fué fácil dejar mi país,mi familia,mi carrera profesional y a lo que estaba acostumbrada toda mi vida. Pero bendito otoño que sirvió de antesala para lo que Dios había planificado para mí! En mi amada Isla conocí mucho acerca de liderazgo,crecí rodeada de la palabra,fuí líder desde los 10 años,ejercí mi liderazgo dentro y fuera de mi iglesia. Fui a las Misiones,conocí a tanta gente,abracé y oré por gente que ni tan siquiera conocía,ni volví a ver. Pero hace 16 años aún sin entenderlo a plenitud decidí llegar a esta ciudad,dónde puedo decir sin temor a equivocarme tuve un verdadero encuentro con el Rey,trabajé tantos años en su casa y por su casa y me dí cuenta que no lo conocía a plenitud. En estos años puedo exclamar como Job;” De oídas te había oído más ahora mis ojos te ven”. He llorado mucho,he reído y he aprendido cada día a seguir conociendo a mi Buen Padre! El trayecto no ha sido fácil, pero puedo decir con certeza que el plan de Dios para mí era traerme a esta ciudad con un propósito. He recibido palabra que se ha ido cumpliendo a la letra,sé que falta camino por recorrer,mi Abba me muestra su misericordia cada día,porque nuevas son sus misericordias cada mañana .

Mi fe ha sido probada innumerables veces,pero aún en el momento más crítico cuando estuve a punto de morir siempre se mantuvo viva esa certeza de lo que se espera,esa convicción de lo que no se ve.

Mi esposo e hijas son una muestra del amor tan grande que Dios ha revelado a mi vida. Tengo tanto decir,tanto que agradecer y tanto que compartir!! No me voy por vencida a pesar de las adversidades,de las traiciones,de las burlas y los desprecios que he experimentado,por muy encima de ésto su gracia me ha arropado,su misericordia me ha perseguido y es más que suficiente para mí. Pensar en el momento que dejó a las 99 en el redil por venir por mí y vendar mis heridas,restaurarme y darme nombre,es demasiado!!

Hace 16 años llegó a Houston una Tamar muy diferente,hoy doy gracias porque Jeremías 29:11 sigue vigente para mí y mis generaciones “Porque yo sé los pensamientos que tengo para tí, planes de bien y no de mal para darte una esperanza y un futuro”.

A tí que me lees te invito a NO darte por vencid@,a caminar con tu frente en alto y a depender solo de aquél que nunca falla,Jesús!! No le temas a los procesos,ni a lo nuevo que Dios quiera darte!!


Escrito por: Tamar Báez

El siempre tiene un plan perfecto en todo. Confiemos en el. En 2 Crónicas 7-18 recibimos motivación para que vivamos por fe. Nuestra mente no puede entender a cabalidad el porque de muchas situaciones y días que no encontramos descanso. En la biblia se nos enseña que si tenemos necesidad de sabiduría que la podamos al padre. El está en la disposición de darla sin reproche. (Stgo 1-5) Así que aunque a diario hay que luchar con altas y bajas. Nos afectamos física y emocionalmente, Dios puede renovarnos. No empece atravesamos valles de sombra. Las fortalezas que podemos desarrollar son extraordinarias, aun en medio de pérdidas significativas, podemos ver su mano obrar. Incluso en ocasiones nos prepara como el sembrador hace con la tierra. El suple cada detalle para cuando llegue el dia malo. Pues el conoce el presente, el pasado y el futuro. El es nuestro mejor consejero… cosas que ojo no vio, ni oído escuchó. Ni han entrado en corazón de hombre, son las que él prepara para los que le aman. 1 Cor. 2:9 El obra a nuestro favor no importa lo difícil que sea. El tiene cuidado de nosotros, siempre da una salida solo hay que poner nuestra fe en el autor y consumador de la vida. En la Biblia hay muchas historias de lo grande que es su obra, así que continuemos llevando nuestros ruegos y asumamos su voluntad. ….No mirando lo que se ve, sino lo que no se ve..pues lo que se ve es temporal más lo que no se ve es eterno. 2 corintios 4:18

Escrito por: Brenda Báez M. Ed. y Trabajadora Social

Mi época favorita ha llegado. Como buena caribeña me encanta el clima cálido y las visitas a la playa. Lamentablemente dónde escogí vivir no hay playas tan espectaculares como en mi Isla, el clima es demasiado caluroso y la mayoría de los lugares quedan distantes. Pero esto nunca ha sido un obstáculo para disfrutar de las vacaciones con mis hijas. Muchas personas me han preguntado cómo le hago para que ellas se mantengan ocupadas durante esta época. Muchas otras me han cuestionado como puedo visitar tantos lugares y que debo tener un presupuesto amplio para costear todo. La verdad es que sí visitamos muchos lugares, lo que no saben es que no tenemos que tener una fortuna para poder tener un verano perfecto.

Toma en consideración que cada familia es diferente, es decir las preferencias pueden variar dependiendo la personalidad de tus hijos, tu presupuesto, tu disponibilidad y tu idea de disfrutar el verano.

A continuación, les comparto algunos tips para que puedas tomar ideas y puedas organizarte con tus hijos:

  • Clases de natación – Si disfrutas las actividades en las piscinas, playas o cuerpos de agua es de suma importancia que los pequeños sepan nadar. Hay clases a bajo costo y hasta gratis. La seguridad nunca está de demás y no tiene precio.
  • La educación debe seguir presente – Muchos creen que por estar de vacaciones es sinónimo de cero escuela. El verano es perfecto para reforzar áreas de estudio en los pequeños y no tan pequeños. Existen muchos recursos en línea gratis para este propósito. Además, la biblioteca pública tiene buenísimos programas para nuestros hijos. Es una excelente idea leer durante el verano. Crea un increíble y buen hábito para toda la familia. Otra idea es aprender un idioma nuevo.
  • Reforzar el área cultural – Durante todo el año los museos tienen un día de entrada gratis (puedes verificar en el website de tu ciudad y/o condado). Es perfecto tomarnos el tiempo de ver exhibiciones de arte,aprender acerca de la historia y desarrollar un interés por adquirir conocimientos en diversas áreas.
  • Contacto con la naturaleza –Demás está decir lo importante y beneficioso que es mantenernos físicamente activos. Aprovecha esta época para salir al parque. Puedes tener paseos familiares en bicicleta,  un picnic o simplemente disfrutar las actividades al aire libre, muchas ciudades tienen conciertos gratis en las plazas, películas bajo las estrellas y muchos otros eventos para toda la familia. Si te es posible también puedes acampar un fin de semana con tu familia (para este propósito busca los lugares designados para esta actividad, asegúrate de que sea un lugar seguro).
  • Viajar – Es una buena oportunidad para visitar tu país y mostrarles a tus hijos sus raíces, conocer la familia y aprender la cultura de un nuevo país. Si por alguna razón no puedes tener un viaje de esta magnitud. Puedes viajar localmente, nuestras ciudades y estados son inmensos. Hay muchos sitios que visitar y siempre encontrarás algo nuevo que ver y aprender.
  • Quédate en casa – Puedes disfrutar con tus tesoros un divertido juego de mesa, hacer manualidades, enseñarles a cocinar, ver películas o simplemente descansar. Es una buena oportunidad para conversar con ellos, conocerlos más y crear lazos más fuertes de amor y confianza.
  • Crea lazos de amistad – Trata conocer a los amigos de tus hijos. Ponte de acuerdo con los demás padres para coincidir en el cine, el parque o algún otro lugar público. Es importante conocer con quien se relacionan, además es buena idea conocernos entre padres. Es muy importante desarrollar una vida social saludable y aprender el valor de la verdadera amistad.

Como ves existen muchas maneras de disfrutar tu verano y se ajusta a todos los presupuestos. Como te dije al principio todo depende de cómo quieres disfrutar de las vacaciones. Si trabajas puedes tratar de ajustar tu tiempo o realizar alguna de estas actividades durante el fin de semana. Recuerda que lo material viene y va, las memorias duran por siempre.

Escrito por: Tamar Báez

La mayoría de los padres tenemos la ilusión de que nuestros hijos tengan éxito en sus vidas. Soñamos con ese primer día de escuela, aunque con nerviosismo, pero con la certeza de cuán importante es la educación. Y no se confunda, entiendo que la educación primera y más importante empieza en casa. Por ello procuramos que nuestras hijas fueran preparadas a la escuela, escribiendo, leyendo y conociendo todos los principios básicos del aprendizaje. No solo las preparamos académicamente si no en el área social, pues sabemos que las relaciones interpersonales son muy importantes, tratamos de preparar sus corazones para enfrentarse a las buenas experiencias y a aquellas que pudieran no serlo. Les enseñamos la importancia del respeto al prójimo sin excepción alguna.

En casa tenemos un alto respeto a los educadores y entendemos que el éxito escolar de cualquier niño debe ser una combinación de padre/madre, maestros y escuela. La comunicación es vital. Dejamos a nuestros hijos con la confianza de que estarán en buenas manos. Con personas que aman y están comprometidas con su profesión. Creo en los maestros que dejan huellas positivas e imborrables en la vida de sus estudiantes.

Sé por vivencia personal lo difícil que es lidiar con las malas experiencias en la escuela, sé lo que es ser víctima de bullying y lo que callamos por temor. Pero también sé lo que es ser empoderada por maestros/as que van más allá de enseñar una materia. Tengo claro que la mayoría tiene como objetivo ver a sus estudiantes no solo aprender y pasar el año escolar con éxito. El compromiso va más allá. De primera mano soy testigo de cómo un buen maestro se puede convertir en mentor, en inspiración y en parte de la audiencia que se pone de pie y aplaude el éxito del estudiante, aunque ya no sea su alumno. Un buen maestro también corrige con amor en el aula, procura no humillarlo en público y nunca tratar diferente a ninguno de sus estudiantes.

Mi hija tuvo un año escolar con éxito en el área académica. Nos pusimos de pie y la ovacionamos, no solo por sus “awards”, si no por lo difícil que fue lidiar con tantas injusticias a lo largo del año escolar. Como padres sabemos lo que cada uno de nuestros hijos es capaz de dar y no con una venda en los ojos enceguecidos porque son nuestros hijos. Con objetividad miramos sus cualidades, talentos y aspiraciones. No lo decimos nosotros, sus exámenes y su esfuerzo hablan por sí solos.

Usted pudo tratar de opacar sus talentos, su inteligencia, tenerla de menos, no fue imparcial en momentos de vital importancia. Le negó premios y reconocimientos que se me merecía, aunque al final no tuvo más remedio que reconocerlos. Claramente demostró que tenía preferencia con ciertos estudiantes. Hasta el último momento no fue capaz de mostrar su “profesionalismo”. Como padres hicimos nuestra parte. Hablamos con usted, con la administración de la escuela y hasta con los más altos ejecutivos del distrito escolar, nunca recibimos una respuesta concreta que pudiera darle solución a la situación. Estuvimos aún más de cerca al pendiente de todo lo relacionado con nuestra hija en el área social y académica.

A pesar de todo esto le puedo decir con certeza que mi hija hoy es más fuerte. No pudo opacar su inteligencia que habla por ella sola, su autoestima es firme y sabe que su valor como persona no se define por unos números, ni por lo que los demás puedan decir. Lloramos en silencio con ella, la apoyamos, la defendimos y la empoderamos cada día.

No logró su objetivo señora, no perdemos la fe en los buenos maestros. Somos más fuertes y unidos como familia. Hizo que como padres estemos más preparados para enfrentar este tipo de situaciones y así poder ayudar y apoyar a otras familias.

Gracias por hacernos más fuertes, más valientes y más comprometidos no solo con nuestras hijas, si no con la sociedad. Logró arrancarnos lágrimas, pero no logró paralizarnos.

Por último, tenga presente lo que Nelson Mandela dijo; “La educación es el arma que puedes usar para cambiar al mundo”. Ojalá algún día usted pueda entender el verdadero significado de esto.

Escrito por: Tamar Báez

Me encanta la gente honesta que no tiene complejos ni tapujos para decir lo que siente. Me encanta la gente que acepta sus errores y trabaja para mejorarlos. Me encanta la gente que la hipocresía no es su nombre y chismoso su apellido. Me encanta ser íntegra y no disimular cuándo alguien o algo no me agrada,por que al fin de cuentas lo que importa son aquellas personas que ríen y lloran contigo,que te aceptan como eres y te aman por lo que eres y no por lo que tengas o puedas ofrecerle. Quién me conoce realmente sabe como soy y quién soy,no tengo que dar alardes de nada y tampoco enseñar “credenciales”.Por ello si notas que he cambiado la respuesta es sí,he cambiado para mejorar,porque ahora me amo más,no me afectan las críticas,envidias,chismes e hipocresía.

Recuerden amarse a ustedes mismas primero para amar a los
demás!!! No presten atención a los que quieran desanimarte,está firme en tu identidad en Dios y camina confiada!!

Escrito por: Tamar Báez

Recuerdo como si fuera hoy hace dos años cuando recogía a mi pequeña de su escuela,en el camino no podía contener las lágrimas porque se le había quedado el moño,lazo o como usted le llame en su escritorio.Se lo quitó porque se le estaba cayéndo mientras hacía las rutinas en su clase. Le expliqué que estaba seguro en el lugar dónde lo había dejado,que nadie lo iba a agarrar y que no se preocupara más por ello. Entonces me contestó;”Pero mami esperar el amanecer se hace muy largo,yo lo quiero ahora,es muy díficil esperar. “Seguí con mi argumento hasta que se calmó y decidió esperar aunque fuera díficil,pero con la convicción que lo que anhela está seguro y pronto lo tendrá en sus manos.

En 1 Corintios 10:13 dice que ninguna tentación o prueba que nos sobrevenga será más fuerte de lo que podamos soportar,Dios no nos dejará ser probados más allá de nuestras capacidades para soportarlas y que juntamente con la prueba viene la salida. A veces lloramos como mi niña lo hizo aún sabiéndo que lo que anhelamos tanto está en un lugar seguro,su llanto era de frustación,de impaciencia, por no tener lo que ella quería. En nuestro caminar nos suele suceder lo mismo,sabemos las promesas de Dios para nuestra vida y que en algún momento las veremos cumplidas en nosotros. Sabemos que nuestra confianza está puesta en un lugar seguro,que lo que tanto anhelamos llegará a su tiempo. La paciencia es probada en nosotros por que al igual que ella el amanecer se nos hace eterno. Nos ayude a Dios a esperar en El, en medio de nuestras circunstancias,que aunque ahora no lo veamos podamos tener la certeza que lo que prometió lo cumplirá. Que por más recia que sea la tormenta al final llegará la calma,que mientras más obscura la noche,el amanecer hará aparición y que por más dura que sea la prueba o tentación siempre hallaremos la salida.

2 Corintios 1:20 dice”Porque todas las promesas de Dios son en él Sí,y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.” Mi hermosa niña encontró su lazo donde lo había dejado. Está demás decir la alegría que irradiaba su rostro.

Vamos alguien tiene que sacudirse con esta palabra,gózate en tu proceso por que las lágrimas que ahora derramas se convertirán en sonrisas!!

Escrito por: Tamar Báez

Estos dias han sido difíciles. Y me han puesto incluso ha dudar las bendiciones que he recibido en estos últimos años y la verdad tengo mucho que agradecer, pues en todo he visto su mano obrar. Incluso sin merecerlo,  Dios ha tenido mucha misericordia. Me ha librado de mucho sufrimiento de mucha opresión y me ha dado muchas bendiciones, un lugar donde puedo laborar con mas libertad, y puedo pasar mas tiempo con mi familia. Antes era imposible.  Me recuerda a diario su misericordia, que el es un buen pastor que cuida sus ovejas y poco a poco sigue mostrando mas bendicion. Si en ocasiones hay situaciones de mucho estres pero en todo somos probados, estoy segura que algo ocurrira en medio de las pruebas. 

El sol, la luna nos recuerda que es tiempo de trabajar pero también hay tiempo para descansar.  Asi que aunque suene dificil en medio de las pruebas y hay descansar en el señor. Nuestro socorro viene del cielo, viene del que hizo los cielos y la tierra. Toda esta vivencia hay que darla a conocer a los nuestros pues es in testimonio vivo para nuestros hijos y familiares. De que realmente Dios obra, que esta cerca de todo aquel que le reconoce y le busca. Al final de toda tempestad hay calma incluso aparecen arcoíris. Todas son señales de que nuestro Dios es real. Asi que mi exhortación es a creer y entender que todo ocurre porque el lo permite, hay que darle espacio para el obrar. Nuestra mente no puede entender muchas situaciones,  pero en cada una de ellas el nos guiara.

Es importante para todo ser humano mantenerse encaminado y en la busqueda de la presencia de Dios en nuestras vidas,  porque lejos de el nada podemos hacer. Gracias Dios por tu amor y por permitirme conocerte. Esto sin duda ha sido maravilloso y no podemos cansarnos de agradecer. 

Escrito por: Brenda Báez M. Ed. y Trabajadora Social

“El Señor mismo peleará por ustedes. Sólo quédense tranquilos.”

Exódo 14:14 (NTV)

En ocasiones nos parece casi imposible hacer tal cosa. Estamos tan abrumados por lo que está pasándo a nuestro alrededor que nos olvidamos que no tenemos noción de quién está de nuestro lado.

Me acuerdo de un día de verano donde mi hija pequeña decidió tener una siesta, a ella no le gusta tomar nap time. Así que le dije que estaría arreglándo mi clóset y que su hermana mayor estaría en su cuarto (leyéndo,como siempre). Ella se despertó de repente mal humorada (pues no le gusta dormir en el día), además había tenido una pesadilla. Corrío a la sala y obviamente no me encontró,se desesperó y comenzó a llorar. Estaba realmente histérica,entonces cuándo llegué a la sala a velocidad luz, ella solo se sentó,me miró y antes de preguntarle cualquier cosa me dijo; “no debí ponerme así”. Le pregunté porque me decía eso, estás bien,que pasó (las mil y una preguntas de una madre),su respuesta todavía hoy me sacude el alma. Tuve una pesadilla y además no te encontré en la sala y me asusté,se me olvidó que tú me habías dicho dónde estabas, si te hubiera buscado dónde me dijiste,yo solo me hubiese sentado sin llorar,porque tú estabas ahí.

El solo hecho de acordarse donde estaba, donde podía buscarme, producía en mi hija la seguridad de sentarse y saber que todo iba a pasar,que todo estaba bien. Ojalá nosotros hicieramos lo mismo en medio de nuestras batallas.

No estamos solas/os, Dios nuestro Padre está listo para encargarse de nuestras dificultades. Sabemos dónde encontralo, que no se nos olvide.