Bienvenido otoño

Bienvenido otoño!!

Esta época me encanta por muchas razones!! Primero porque sé que dentro de pocos días pondré mis decoraciones navideñas que tanto me fascinan,segundo porque dos de mis amores nacieron en otoño y tercero porque esta época significa mucho para mí. Hace 16 años en un otoño me mudé para Houston,no fué fácil dejar mi país,mi familia,mi carrera profesional y a lo que estaba acostumbrada toda mi vida. Pero bendito otoño que sirvió de antesala para lo que Dios había planificado para mí! En mi amada Isla conocí mucho acerca de liderazgo,crecí rodeada de la palabra,fuí líder desde los 10 años,ejercí mi liderazgo dentro y fuera de mi iglesia. Fui a las Misiones,conocí a tanta gente,abracé y oré por gente que ni tan siquiera conocía,ni volví a ver. Pero hace 16 años aún sin entenderlo a plenitud decidí llegar a esta ciudad,dónde puedo decir sin temor a equivocarme tuve un verdadero encuentro con el Rey,trabajé tantos años en su casa y por su casa y me dí cuenta que no lo conocía a plenitud. En estos años puedo exclamar como Job;” De oídas te había oído más ahora mis ojos te ven”. He llorado mucho,he reído y he aprendido cada día a seguir conociendo a mi Buen Padre! El trayecto no ha sido fácil, pero puedo decir con certeza que el plan de Dios para mí era traerme a esta ciudad con un propósito. He recibido palabra que se ha ido cumpliendo a la letra,sé que falta camino por recorrer,mi Abba me muestra su misericordia cada día,porque nuevas son sus misericordias cada mañana .

Mi fe ha sido probada innumerables veces,pero aún en el momento más crítico cuando estuve a punto de morir siempre se mantuvo viva esa certeza de lo que se espera,esa convicción de lo que no se ve.

Mi esposo e hijas son una muestra del amor tan grande que Dios ha revelado a mi vida. Tengo tanto decir,tanto que agradecer y tanto que compartir!! No me voy por vencida a pesar de las adversidades,de las traiciones,de las burlas y los desprecios que he experimentado,por muy encima de ésto su gracia me ha arropado,su misericordia me ha perseguido y es más que suficiente para mí. Pensar en el momento que dejó a las 99 en el redil por venir por mí y vendar mis heridas,restaurarme y darme nombre,es demasiado!!

Hace 16 años llegó a Houston una Tamar muy diferente,hoy doy gracias porque Jeremías 29:11 sigue vigente para mí y mis generaciones “Porque yo sé los pensamientos que tengo para tí, planes de bien y no de mal para darte una esperanza y un futuro”.

A tí que me lees te invito a NO darte por vencid@,a caminar con tu frente en alto y a depender solo de aquél que nunca falla,Jesús!! No le temas a los procesos,ni a lo nuevo que Dios quiera darte!!


Escrito por: Tamar Báez