Si hubiera otros dioses, nuestro Dios lo sabría.

“El Dios todopoderoso, rey y salvador de Israel, continuó diciendo:«Yo soy el primero y el último;
fuera de mí no hay otro Dios.
Si acaso lo hay,
que se presente y lo diga;
que anuncie el futuro
y diga lo que va a suceder. ¡Ánimo, no tengan miedo!
Desde hace mucho tiempo
les he anunciado estas cosas
y ustedes son mis testigos.
No hay otro dios fuera de mí,
no hay otro dios que los proteja.
¡Y si lo hay, yo no lo conozco!”

Isaías 44:6-8 (TLA)