Todos nuestros mañanas están en custodia segura de Dios

“No se preocupen por el día de mañana, porque mañana habrá tiempo para preocuparse. Cada día tiene bastante con sus propios problemas”.

Mateo 6:34 DHH