Hay momentos que lo único que podemos hacer es lo que mejor sabemos-clamar a Dios

“Este pobre clamó, y el Señor le oyó y lo libró de todas sus angustias”.

Salmos 34:6 NVIpalabrasdevida