Estás en la sección equivocada

 

Me encanta ir de shopping,a que mujer no,un día casi demando a la tienda dónde estaba. No podía creer que estaban usándo mi imagen sin permiso. Mis propias hijas me dijeron ma,esa eres tú,no  pude parar de reírme. Pero casi instantáneamente pensé que años atrás no me hubiese puesto a reír o se me hubiese ocurrido la locura de querer demandar.

La Tamar de antes se hubiese enojado,indignado y hasta llorado. Por años no podía aceptar mi fabulosa figura curvy. No sé me olvida  el día que estaba tratándo de encontrar un regalo para una amiga y una tan “amable” señora me dijo; “sweetie estás en la sección equivocada, las tallas grandes están del otro lado”,todo ésto adornado de múltiples miradas y un coro de carcajadas. Terminé regalándo un libro,gracias a Dios a esa amiga también le gustaba  leer. Por largo tiempo fué así. No me atrevía siquiera a arreglarme o ponerme algo que “no encajara conmigo”. Siempre me afectaba lo que  los demás pudiesen decir y aunque me comprara algo “diferente” me costaba mucho ponérmelo.

Hace poco le comenté a alguien con quién estudié mi High School,que si pudiera retroceder el tiempo lo haría y tomaría mejores decisiones. Y pensándolo bien creo que retrocedería mucho más. Te preguntarás porque,mi respuesta,me perdí de disfrutar una vida plena en mi época escolar  por las burlas,comentarios y mi actitud hacia ellos. Sobre todo heredé a mi edad adulta mucha de esa inseguridad. Me afectaba todo lo que tuviera que ver con mi imágen,poniéndo en segundo plano mis cualidades,virtudes y talentos. Siempre pensé que estaba en la sección equivocada. Mi idea era que ni mi figura,mi cara y altura encajaban. Que podía ser inteligente,con buenas ideas y hasta con buen corazón,pero lo “feíta” nadie me lo quitaba. Mi actitud de baja autoestima dejó el sabor a algunos de que era un niña “tonta” e “inmadura”. Por supuesto que nadie se daba cuenta,pues siempre traté de disimularlo,traté de ser “cool”, me dejé en ocasiones llevar por la corriente y de sonreír mucho. En silencio sufrí el dolor del rechazo a mí misma. Fuí líder,buena estudiante pero sin aceptarme totalmente.

Hace algún tiempo mientras pasaba los peores momentos de mi vida,sí peores que la enfermedad,tuve el mejor encuentro de mi vida. Ya había conocido a ese Padre amoroso,lleno de gracia y misericordia,pero me faltaba conocer un aspecto muy importante. Al fin pude entender  y aceptar que soy  amada,aceptada y perdonada por un Dios amoroso. Que mi identidad está definida en Él.

Entendí que no servía de nada que los demás me dijeran lo bonita o buena persona que era si yo misma no me lo creía o aceptaba.Sí porque el no aceptarte físicamente te lleva a rechazar otras virtudes de tu persona. La inseguridad será tu compañera permanente si no te paras firme le das una patada y la sacas de tu vida.

Hoy me amo,me acepto y valoro. Me encantó que mis hijas me dijeran que esos maniquíes curvies era yo,con mi ejemplo de aceptación les enseño a aceptarse a ellas.

No te equivoques no trato de decir que no cuides tu físico o que trato de esconder algún complejo con mi peso. Nada de eso,trato de cuidarme hacer ejercicio y mantenerme sana y seguiré siéndo curvy porque ésta es mi anatomía. No podré ser como esas modelos de revista, mi cuerpo no es así.Pero hay dos cosas que  quiero que te recuerdes de este escrito.

Primero, que nadie más puede cambiar la apreciación que tienes de ti mismo,eso solo lo puedes hacer tú. Lo segundo que todo cambio viene de adentro hacia afuera.

Todo cambio importante comienza con nuestra mente,recuerda ella es muy poderosa. No permitas que los pensamientos negativos,ni los comentarios mal intencionados  te controlen. Acéptate tal cuál eres y haz los ajustes necesarios para estar saludable y disfrutar una buena calidad de vida junto a los tuyos.

No estás en la sección equivocada. Eres única y especial. Nadie debe hacerte sentir menos,pero procura mantener la humildad ante todo. Tu valor no depende de tu de piel,anatomía,situación financiera o cualquier otro aspecto. Eres valiosa por que Dios te creo con la palma de su mano e hizo de tí una obra maestra.

Jeremías 31:3 dice que con amor eterno Él nos ha amado,así que acepta esa palabra,abrázala y vívela!

Escrito por: Tamar Báez

Si este escrito ha sido de utilidad para tí,compártelo con otras personas.

2 comments

  1. Me encanta! Lo mejor es aceptarse uno mismo y si quieres hacer un cambio ya sea por verte o sentirte mejor hacerlo por TI y no por lo que piensen los demás. La energia que transmites es impresionante! Es una experiencia que entiendo muuchas mujeres viven.

    Liked by 1 person

  2. Así es Astry!! Debemos querer cambiar por amor propio,aceptarnos como somos y nunca querer imitar a otros.Gracias por tu comentario,es mi anhelo que esta página puede llegar a muchas mujeres que cómo yo han pasado o estan pasándo por alguna situación adversa. Que por medio de los escritos puedan entender que nada es para siempre y que nada es imposible si podemos creer.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.